Datos curiosos del universo belleza

La preocupación del ser humano por su aspecto, no es algo contemporáneo. Desde la antigüedad, hombres y mujeres han tratado de mejorar su aspecto utilizando los recursos que la naturaleza les brindaba y no.

tratamientos estéticosPrimeramente en el antiguo Egipto se cuidaba mucho la apariencia física pero no se tenía un lugar específico para practicar sus actividades. Fue hasta en la Antigua Grecia cuando los salones de belleza comenzaron a tener un lugar en la sociedad, donde solo se peinaban las cabezas más selectas.

El moderno concepto de salón de belleza fue desarrollado por una canadiense, Martha Matilde Harper, aunque Raffel Pages cuenta que “en una cueva de Menorca se encontró una zona de peluquería con peines y tintes”.

tratamientos estéticos En el Renacimiento el cuidado personal fue algo muy simbólico. Se retomaron los peinados de los griegos y se volvieron a imitar usando trenzas y moños perfectos al igual que coronas y joyas; la diferencia era que estos elementos podían ser usados por toda la sociedad y no solo por quienes tenían un alto rango.

Durante el Barrocco la Corte le da suma importancia a las fiestas y a la belleza pero a su vez descuidaron mucho al Estado por permitirse estos lujos. Se usaban muchas joyas y accesorios que llegaban a lo extravagante. Tanto las mujeres como los hombres le daban mucho cuidado a su cabello y vestimenta, al grado de tener que soportar telas rígidas o peinados y zapatos que lastimaban y podrían perjudicar la salud de las personas solo por seguir el paso de la moda.

Con la Revolución Francesa y la Revolución Industrial se instauró la sencillez como línea a seguir en todos los sentidos, dejando de usarse las pelucas y abalorios de fantasía. Aumentaron las medidas higiénicas y surgieron nuevas profesiones, entre ellas, la peluquería.
Los peluqueros trabajaban sobre todo a domicilio en el caso de las mujeres de la burguesía; los hombres en cambio continuaban acudiendo al barbero a cortarse el cabello.

En la actualidad...

– Un estudio de Kérastase concluye que si el cabellesta quebradizo, el deseo de acariciarlo disminuye, lo que genera inseguridad en la mujer;

– El 58,7%de las españolas se aplica el color en el salón de peluquería, mientras que el 32,9%, lo hace en casa;

tratamientos estéticos– Los consumidores en medicina estética demandan tratamientos rápidos y con incorporación inmediata al trabajo, ya que casi nadie se puede permitir pedir varios días o semanas de vacaciones para recuperarse. Entre los servicios más solicitados destacan las infiltraciones de sustancias como las vitaminas, el ácido hialurónico y, por supuesto, la toxina botulínica y el láser.

– En España, según la Sociedad Española de Medicina Estética, SEME, más del 30 por ciento de la población, es decir 15 millones de personas, se han sometido en algún momento de su vida a un tratamiento médico estético.

– Otra de las técnicas que sigue aumentando sus consumidores es la depilación láser. Cada vez más sofisticada e indolora, ofrece ya resultados eficaces también en pieles oscuras y en zonas sensibles, como las cejas.

España se mantiene a la cabeza de Europa en número de intervenciones estéticas. Entre las operaciones quirúrgicas más demandadas están el aumento de pecho, la liposucción, la corrección de párpados caídos, la rinoplastia u operación de nariz y la otoplastia para corregir la separación de orejas.

– A los españoles nos encanta perfumarnos: consumimos 63 millones de frascos al año.

– El 70% de los españoles confiesan dedicar 55 minutos diarios a sus rutinas de belleza, que comprenden aseo, maquillaje y peinado, según un estudio realizado por Philips.

– Los españoles destinan el 5% del salario al cuidado de sus aspecto, según el estudio Belleza y Bienestar elaborado por Fintonic.

– Los mayores de 35 años son los que más destinan a cosmética (38,2 euros), muy por encima de los millennials, comprendidos entre los 18 y 34 años, que asignan 28,8 euros. Analizando el gasto por comunidades, los vascos (42,1 euros), riojanos (40 euros) y cántabros (39,6 euros) son los que más dedican a productos de belleza.

Fuente Wikipedia y Hola 

DermaVallès, March 1, 2017